SECCION "Ñemby" DOWNLOADS

RANKING FPTM
Calendario Oficial de la Federación Paraguaya de Tenis de Mesa
CROQUIS DEL CLUB
TENIS DE MESA ES SALUD.

Breve descripción de un torneo de TM

El siguiente texto fue escrito por un jugador de Tenis de Mesa que por primera vez asistió a un torneo internacional, y tal acontecimiento le generó ciertos pensamientos que lo motivaron a escribir esta simpática y particular descripción del tenis de mesa.

¡Que lo parió! Como diría un personaje, cuánta adrenalina, qué mezcla de adultos y niños; niños de cincuenta años con barba, hombres peludos y/o pelados de pantalón cortito transpirando la camiseta, gordos y flacos, altos y bajos, que cóctel de personas, todas con su mirada fija sobre una mesa rectangular azul dividida en dos por una red.

Mujeres, niñas con vincha o sin, serias, concentradas gritando por un tanto, repitiendo el gesto correcto con la mano y la paleta con la que fallaron el golpe.

Se nota la tensión a flor de piel, con gestos como tics, hay mucho nervio. Las tribunas alentando con fuerza, pero la voz apagada como para no molestar.

Luces, muchas luces, como si fuese de día dentro del estadio, pero sin reflejos, sin nada que encandile.

Un tiki tiki tiki con un ritmo dispar, que se interrumpe dos por tres con un grito gutural de ¡VAMOSS! o ¡NOOOOO! por el que convirtió o no el tanto disputado con el alma.

Un silencio profundo en el momento en que uno de los contrincantes tiene la pelotita en la mano,... que chiquita es, si yo pudiera les daría una mas grande para que renieguen menos. Algunos antes de sacar la hacen picar en el borde de la mesa, otros la soplan, le deben dar aire para que no se desmaye y aguante hasta el final, otros la tapan haciendo como una cuchara con su mano, será para que la pobre no se muera del susto.

En algunos momentos, los que juegan, dejan sus huellas de las manos en la mesa, cerca de la red. No sé que quieren hacer, si firman con sus palmas para dejar constancia que fueron ellos los últimos que jugaron o para refrescar la mesa con su sudor.

También se soplan las manos... seguramente porque el mango de esa paleta debe quemar... y por como le dan a esa paleta roja y negra para todos lados, debe estar que pela.

Unos, unos cuantos, ¡escupen el piso! No se porque lo hacen, pero apenas escupen van y con la zapatilla y se desquitan en contra de la saliva inocente, a la que pisan y la arrastran haciendo un flor de barullo con las suelas de goma de color caramelo.

Los que están más tranquilos son los niños de cuarenta años para arriba, ellos se ríen, bromean, se acuerdan de cosas que pasaron en otros torneos, y cuando arranca el juego se les enciende la mirada como a todos, miran como si fuesen a derretir algo, cuanta pasión se les nota en sus rostros, y cada punto que logran lo disfrutan con mucho respeto, y lo gozan.

Hay un señor sentado al lado de cada mesa dando vuelta unas tarjetas con números, serio, no festeja, aunque estoy seguro que debe ser unos de los más contentos con este juego... ¿es un juego? Dicen que es un deporte olímpico, pero a mí me parece que se divierten tanto que debe ser un juego olímpico, un juego mundial, un juego grandioso, una pasión.

Algunos cuando sacan, patean al piso y hacen ruido pero no asustan, otros le pegan a la pelotita de una manera que la embrujan, porque tendría que ir para un lado y va para otro, es tan mágico que por lo menos resulta sospechoso.

No se puede creer con la fuerza que le pegan a esa esferita blanca livianita y casi siempre cae dentro de la mesa.

La familia y los amigos de los jugadores miran fijo como tratando de que por medio de control mental todos los tantos sean para su preferido... ¡quedan agotados! Termina el partido y los que se divirtieron se saludan entre sí y al señor que esta sentado al lado, el que daba vuelta los números.

Todas estas personas son tan especiales, han profesionalizado y perpetuado la diversión por medio de un juego y todos saben que esta organización con árbitros, reglas, asociaciones, federación, micrófonos, planillas y demás, es para seguir jugando sin límites ni de edad ni de tiempo, con gente de otros lugares, siempre sumando para que no se quede nadie afuera.

Cuantas cosas, distintas, diferentes, yo no sabía nada de como era este tema, que loco, que bueno, que serio, que lindo, que grande que es este asunto del tenis de mesa... ¡que lo parió!

1 comentarios:

Mariana dijo...

Hola Rabpy, muchas gracias por dejar tu mensaje en nuestro blog, y realmente me alegro que te haya gustado nuestro sitio, está muy bueno también tu blog! avisame cuando hay algun torneo grande asi vamos con mi familia.
Un abrazo y muchas bendiciones

Mariana
http://enzoyalessia.blogspot.com/

Seguidores

Videos

Loading...